No tiene artículos en su cesta de la compra.

Quiénes somos

Para dormir, para jugar, de recuerdo, de adorno, para chicos, para chicas, para todas las edades. Nos gustan los peluches porque son atemporales y siempre, un signo de cariño.


Todo empezó como un pequeño negocio familiar, nacido desde el cariño allá por los años sesenta como Peluches Vir. Hacíamos pequeños toritos de peluches para recuerdo de los turistas extranjeros. Hoy nos conoces como Peluches Cel y podemos decir que llevamos más de media vida regalando abrazos con los peluches.


Trabajamos desde la cuna española del juguete, junto a Valencia, y nos mueve la pasión por lo que hacemos.


Si estás leyendo esto, puede que alguna vez hayas jugado con el Oso Peposo o con el Oso Angeloso, Los Temblors o Los Defensors de la naturaleza. También puede que tus hijos aprendan en el cole con las lecciones de Mica y sus amigos.


Lo que es seguro es que si has llegado hasta aquí, compartes nuestro amor por las cosas hechas desde el corazón, de primera calidad y la producción artesanal. Nosotros creemos en ello porque los peluches, como el cariño, son eternos.